martes, 10 de noviembre de 2015

Texto- Muy machos

·Tema
La homosexualidad masculina en el deporte.

·Resumen
La autora justifica que aunque no le gusta el fútbol disfruta cuando hay victorias, ya que es bueno tener alegrías, que falta nos hace.
Existen diversos estudios internacionales donde se reconoce una franja de porcentaje entre el 2% y el 7% de hombres homosexuales en el deporte. Este caso se da más o menos igual en todas las culturas.

·Estructura
Este texto presenta una estructura inductiva ya que la tesis se encuentra al final. Esta estructura consta de cuatro partes. La introducción que aparece en la primera frase del texto donde la autora expresa sus sentimientos sobre el deporte del fútbol y habla de una victoria en concreto. Después tenemos los argumentos que van desde el primer punto y seguido hasta el paréntesis donde pone como España en 2005. Donde la autora usa argumentos de hecho para defender su tesis. Y finalmente tenemos la tesis y la conclusión que en este texto en concreto coinciden, y es justamente la última frase que dice: Me pregunto cuántas otras realidades damos por solucionadas, cuántos otros prejuicios solventados, sin que sea verdad en absoluto.

·Comentario crítico
Este texto ha aparecido en el periódico El País el día 2 de abril de 2013, escrito por Rosa Montero.
Es un texto argumentativo periodístico de opinión, en concreto una columna de opinión.
El texto tiene una intención de informarnos sobre una realidad que es actual hoy en día pero que nosotros no tenemos conciencia de ello.

Se habla principalmente de la presencia de hombres homosexuales, es decir gais, en el fútbol aunque también nombra otros deportes, como los JJ OO. Se dice que más o menos en todas las culturas existe un mismo porcentaje de homosexualidad masculina en el deporte, dicho porcentaje se mueve en una línea entre el 2% y el 7% de la población. Sinceramente un porcentaje visible ante la población.

También se describe una situación en concreto que ocurrió en un programa radiofónico llamado Hablar por hablar, donde un hombre anónimo, porque no dijo su nombre, salió hablando y reconociendo su homosexualidad. Además decía en que categoría del fútbol jugaba y reconocía que gana mucho dinero pero que aún así se sentía un desgraciado.

Totalmente me es indiferente la homosexualidad masculina, y también femenina, aunque este texto se centra sólo en la masculina, en todo tipo de deporte. Si cualquier tipo de hombre tiene derecho a ser homosexual, ¿por qué no un futbolista? ¿O un deportista cualquiera?.

Hoy en día creo que todavía hay muchas personas que esconden su homosexualidad por miedo a como le puede responder la sociedad en la que se encuentran, que podemos decir que muchas veces es muy fastidiosa. También se esconden, creo yo dependiendo a lo que se dediquen en el mundo laboral. Y en este caso meto a los deportistas, pienso que se esconden por el simple hecho de que se dedican al fútbol, algo muy famoso, y para no ser criticado o mirado de otra manera, prefieren callarse o mantenerlo bajo la sombra.

Son muy poco de ellos, de ese porcentaje de homosexualidad que se reconoce en el deporte, los que salen a la luz sin preocuparles lo que puedan opinar o decir los demás ya que ellos lucharan por lo que quieren.

Cada uno es libre de ser como quiera ser y de tener sus propios gustos, y así debe ser respetado ya sea homosexual o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario